Audiometría

Es un método de exploración electrónico utilizando el audiómetro, aparato que produce corriente eléctrica alterna para activar los auriculares que a su vez irradian tonos puros; a intervalos discretos  de 1/8, en las frecuencias convencionales de 125 a 8000 Hz, y en frecuencias altas de 9000 en adelante fluctuando en bandas de 1/3 de octavos. Permite cuantificar las pérdidas auditivas para las distintas frecuencias exploradas y constituye una evaluación tanto cualitativa como cuantitativa de la audición.

PREPARACIÓN PARA LA AUDIOMETRÍA

En la realización de las audiometrías es importante tener en cuenta el reposo auditivo, con el objetivo de descartar las caídas del umbral  auditivo reversibles, ya que estas se deben diagnosticar como fatiga auditiva.

La persona a la que se le realiza el examen de audiometría, debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones para que  el resultado sea totalmente confiable.

  1. Debe programarse idealmente para realizar el examen en las horas de la mañana.
  2. El paciente debe tener  12 horas mínimo de reposo auditivo. ( no exponerse a ruido laboral por un periodo mínimo de 12 horas).                  
  3. Estar en buenas condiciones de salud física y mental.
  4. No usar audífonos o manos libres tiempo previo al examen.

Al realizar la otoscopia, previa a la audiometría

  1. Se verificará si se encuentra tapón de cerumen obstructivo en los conductos auditivos externos, si esto ocurre el tapón debe ser  removido y la audiometría será pospuesta por un tiempo adecuado.
    Es muy importante de su colaboración  para el éxito del examen.